22

10 verdades y tradiciones de cada Semana Santa

Publicado por Nicolás Valencia el 2 de abril de 2012 a las 8:00 am

A comienzos del año, por dos lucas una vieja nos predijo el 2012 mes a mes. Nos habló de lo obvio que resultarían febrero y marzo entre el Festival, el Terremoto y la vuelta a clases. Ahora que justo viene el Conejo a dejarnos huevitos de chocolate (y Semana Santa), nos farreamos las dos lucas del presupuesto en copete y tuvimos que redactar nosotros mismos las predicciones para esta particular semana.

1. ¿Y dónde dejamos a Jesús? (Vol. 1)


Con la misma lógica económica-política que aturde a los niños en diciembre con un Viejo Pascuero invernal en trineo con regalos si te portái bien y el nacimiento de Jesús en un rústico pesebre muy lejos de aquí, Semana Santa confunde con la misma intensidad a los niños a quienes les hablan -si son creyentes- de la muerte y resurrección de Jesús  (ahora grande, con barba, multiplicador de vino y una legión de seguidores): un tipo moribundo cargando una cruz de madera al hombro para luego ser crucifijado y víctima de burla (o ‘bullying’ si son postmodernos) por parte de los soldados romanos a su cargo. Un momento importante en la vida de creyen… ¡HUEVOS DE CHOCOLATE, WEÓN!

En algún momento del neoliberalismo salvaje, nos embaucaron con un conejo que reparte huevos de chocolate (¿inspirados en sus múltiples fecas?) cuando Jesús resucita el domingo: despertamos temprano (incluso con resaca) y nos levantamos de donde hayamos pasado la noche para salir a encontrar los anhelados huevos antes que lo haga otro… o ir al supermercado a la tarde o la mañana del lunes para comprar chocolates a mitad de precio.

2. 50 lucas para irse de pie en bus a Chillán

Foto por Guillermo Escares

Chile es un oligopolio: dos grandes diarios (y sus respectivas sucursales), tres grandes supermercados, tres grandes compañías telefónicas, tres grandes farmafias (y coludidas), etc. Un libre mercado que se queda corto en su nombre y como sabrán, amiguitos, el más descarado de estos oligopolios económicos es el de los buses. Los mismos que chocan en la carretera y nosotros  nos levantamos de nuestros asientos para exigir sanciones ejemplificadoras, pero al final del día sabemos que nada conseguiremos.

Turbus y Pullman (y todas sus compañías asociadas) suben descaradamente los precios cada Semana Santa y la familia que va a ver a la tía Jacinta en un pueblo perdido en el sur deben gastar el triple por unas cagadas de asientos.

Los periodistas de turno en Santiago van al Terminal Sur o al Terminal Alameda y le preguntan a las viejas cuánto gastaron. Rasgamos vestiduras por las injusticias y los mafiosos se la sacan con un “lo que ocurre acá es que durante todo el año tenemos precios rebajados y en Semana Santa vuelven a su precio original”.

3. Típicas películas de Semana Santa

La Semana Santa es el momento en que los operarios de los canales de televisión van a sus bodegas y de las videotecas desempolvan esos VHS de películas hollywoodenses producidas en años de presupuesto (y público) para recreaciones bíblicas que duraban cuatro horas y que ahora los canales de televisión abiertas transmiten con transiciones para pasar a comerciales con cantos gregorianos, retratos de Jesús, unos candelabros encendidos y quizás una hostia.

El manto sagrado y Ben Hur son transmitidas año tras año como toda buena tradición (y que se joda el HD)

4. Rebelde serás porque carnes rojas comerás


Ahora recordamos la típica controversia de Semana Santa: ¿uno puede comer carne en Semana Santa? Si no es creyente, da lo mismo, así que aprovechemos que es fin de semana y anótemonos con un asado de proporciones bíblicas si tienen ganas. Si no, de seguro sabrán que hay varias teorías pululando por ahí explicando el por qué no se debería comer carne (están presentadas en orden de popularidad):

a) La carne roja representa el cuerpo de Cristo crucificado.

b) Ante la muerte de Jesús, tenís que privarte del lujo que es mandarse un asadito con los amigos. Una penitencia, un luto, un gesto.

c) Se trata de una tradición de civilizaciones pre-judeocristianas que los días viernes comían exclusivamente pescado (Friday viene de frigedæg, día de Fridge, la diosa de la fertilidad según los paganos), y Constantino, el papito de Roma, cuando fundó el Catolicismo de Estado aprovechó de apropiarse de esa tradición.

d) Conspiración entre la Iglesia Católica, el terminal Pesquero de Santiago, las caletas, los pescadores y ‘Donde Augusto‘ (el McDonalds pesquero del Mercado Central) para aumentar las ventas (Ésta última la acabo de inventar)

5. Pechoño serás porque pescado comerás

Los niños a cierta edad quieren demostrar cierta autonomía artificial de sus padres para posar como chicos bacanes en el curso (y romper corazones, obvio). Una de esas decisiones son dejar de llevar lonchera, prohibirle a los papás que lo vayan a dejar al colegio, prohibirles también que les besen cuando se despidan y la última es desafiar superficialmente toda convicción católica impuesta por la familia comiendo carne en Semana Santa.

El curso se estremece al escuchar la osadía del James Dean escolar y los bonos del niño(a) aumentan entre el fauna colegial. ¿Se atreverá a comer carne? Obvio que no porque a pesar de decirle a la mamá que no le cocine pescado, sabrá que su decisión en la cocina a esa edad tiene menos peso que un paquete de cabritas.

Comerá pescado igual y así también aprovechará de no enojar a Jesús.

6. ¿Y dónde dejamos a Jesús? (Vol. 2)

Semana Santa es el primer fin de semana largo que tenemos en el año. Eso es lo único que sabemos con certeza moros y cristianos. Si pasarán los días festivos pegándose latigazos, reflexionando, carreteando o simplemente descansando, ya es harina de otro costal. Así como van las cosas, la noche del jueves algunas familias escaparán como goteras de la gran ciudad y ya la mañana del viernes resultará ser un éxodo como si Moisés abriera el Valle Central y con su bastón desplegara la autopista que nos llevará lejos de aquí a cualquier otro lugar para desconectarnos dos noches y tres días.

A las 7 de la mañana del Viernes Santo veremos por la televisión a un periodista cagado de frío reporteando desde un peaje de la Ruta 68 junto a  la autoridad (o un paco) que se haya levantado más temprano para “informar a la comunidad del plan de contingencia que Carabineros de Chile está llevando a cabo para este fin de Semana Santa”. El plan que pretende controlar la hemorragia de turistas que escapan el viernes para volver sin muchas ganas la tarde del domingo.

¿Y si Jesús mejor resucita el lunes y alargamos Semana Santa?

7. Hoy no digo garabatos


A algunos Semana Santa les sirve para reflexionar mirando el horizonte queriendo remediar errores a sólo 4 meses de comenzar el 2012, a otros les baja el cargo de conciencia y se proponen realizar pequeñas penitencias esta semana: no masturbarse, no desnudar mentalmente a alguien, no mentir, no follar, no garabatear o no escuchar reggaeton porque incita al pecado original. Eso sí, las radios nos dan una manito con música suave y deprimente el viernes y sábado santo para luego el Domingo de Resurrección volver con todo el webeo celebrando la resurrección de Jesus Christ (Yisuscraist)

8. Derroche de creatividad periodística

Ya lo adelantamos en algunos ítemes anteriores, Semana Santa es una instancia fértil para desarrollar notas periodísticas predecibles hasta el hartazgo:

a) los despachos en vivo desde algún terminal de buses destapando el descarado aumento tanto de los precios de los pasajes como de la posibilidad de morir en algún accidente automovilístico.

b) los filipinos y mexicanos que emulan a Jesús recorriendo las calles de sus ciudades con la cruz de madera recibiendo sendos latigazos para luego crucifijarse de verdad frente a reporteros ansiosos de morbosidad.

c) las pescaderías celebrando sus únicos dos días de bonanza en un país con supermercados que ni siquiera tienen pescados en sus pasillos.

9. ¿Y qué cresta veo en la tele?

¿Por qué cresta se quejan de que no hay nada que ver en la televisión como si fuera una obligación? Salgan a la calle o léanse el Condorito por último, pajeros.

10. No al consumismo (La segunda oleada del año)


Lo importante de la Navidad es recordar el nacimiento del Niño Dios (¡y todo calzado femenino y deportes con un 30% de descuento hasta el 24 de diciembre!), lo importante de Fiestas Patrias es honrar a la bandera chilena y agradecer un año más de vida republicana (¡y todos los destilados y chichas avinagradas con un 18% de descuento hasta el 17 de septiembre en la tarde!) y lo importante de Semana Santa es reflexionar sobre la muerte de Jesús (¡y todos los huevitos derretidos de chocolate a mitad de precio cuando resucite el hijo de Dios!)

11. Está nublado porque Jesús murió


Hasta hace algunos unos años, Semana Santa interrumpía bruscamente la transición de verano a otoño con un fin de semana de días nublados o lluvias diluvianas. Muchas veces hemos escuchado decir serenamente que eso ocurre… porque Jesús murió.

Perdónalos Señor porque no saben lo que balbucean.

 

 

Sobre el autor, @aquiestaene

22 Comentarios to 10 verdades y tradiciones de cada Semana Santa

  • 1

    yo creo que el sonido en esas películas tiene un que se yo.

    pd: ojalá que llueva ácido y se mueran los falites culiaos.

    Thumb up 9 Thumb down 4
  • 2
    Andrés

    Está nublado porque Jesús murió.
    Jajajajajaja, simplemente notable.-

    Thumb up 18 Thumb down 0
  • 3
    Anon

    Ben Hur es buena película xD

    Thumb up 5 Thumb down 0
  • 4

    Acerca del mito de no comer carne: nace en la Edad Media. La gracia es que antes la carne era un lujo, entonces te privabas de la carne en Semana Santa pero OJO: para darle ese dinero a los pobres. Hoy no comemos carne por una razón más estúpida (es la carne de Cristo / hay que hacer penitencia) pero es la locura comer pescados y mariscos. Tradiciones, mis pelotas.

    Thumb up 7 Thumb down 1
    • 4.1
      Chernando

      Un cura dijo en la tele que no era la carne porque sí, si no que la idea era hacer un sacrificio y no gastar en comidas fastuosas. Por ejemplo, decía que si la sra tenía un pedazo de carne en el freezer, era mucho mejor preparar eso que ir a comprarse una merluza a 3 lucas. Y con los precios en que quedan pescados & mariscos, al final resulta que hacer un asado de pulpa de chancho es menos pecaminoso (a menos que seas judío)

      Thumb up 5 Thumb down 1
  • 5

    Generalmente la primera tanda de pruebas en la U es luego de semana santa (afortunadamente este año como entramos màs tarde NO) pero era típica carretearse todo el fin de largo y el domingo tipín 9-10 pm preguntando hasta que diapo hay que estudiar

    Thumb up 1 Thumb down 1
  • 6
    kimberlita

    jajajajaja… mori de la risa con la de los dias nublados….
    que riduculo pensamiento jkajkajka

    Thumb up 1 Thumb down 3
  • 7
    xpelain

    Comance esta los catolicos.. yo COMO CARNE Y EL VIERNES ESTAREMOS CON SU CORDERO AL PALO + LOS 60 LITROS DE CERVEZA QUE COMPRAMOS CON MIS COMPAS PA CELEBRAR SU CASA NUEVA Xd

    Thumb up 1 Thumb down 14
  • 8
    Otro Camilo

    Irónicamente una buena lluvia para este viernes sería una bendición de Dios entre un verano que se rehúsa a irse pese que hace dos semanas que terminó su periodo.
    PD: ¡¡¡Franco Zefirelli, anda a webiar con tu miniserie editada como película de 7 horas a otro lado wn!!!

    Thumb up 0 Thumb down 3
  • 9
    Chernando

    Lo peor de Semana Santa es que todos los años uno espera que den Jesus Christ Superstar y nunca la dan… y si la dan, es en un canal de mierda (Canal 2, UCV, Gran Santiago, ABT, etc…) como a las dos de la mañana, y nunca nadie supo nada.

    Thumb up 5 Thumb down 2
  • 10
    Valita

    me gusta tu estilo ! XD

    Thumb up 0 Thumb down 1
  • 11
    Anakin

    Estos son unos días para el recogimiento… para el recogimiento de botellas, vasos y puchos al otro día.

    Thumb up 0 Thumb down 1
  • 12
    Locox

    Weon, justo se nublo!

    Thumb up 1 Thumb down 1
  • 13
    carolina

    si! justo chispeo y se nublò por algo sera..

    Thumb up 0 Thumb down 1
  • 14
    Hernán

    A mi no me gustan las películas, pero las de Semana Santa me dejan alucinado por el nivel de superproducción alcanzado sin una pizca de intervención computacional. Háganse una película de 7 horas con miles de extras y sin efectos especiales post-producción.

    Thumb up 4 Thumb down 1
  • 15
    Dani

    me acorde que cuando era chico me decían que no se debía comer carne porque era ”como comerse la carne de Jesús”

    Thumb up 1 Thumb down 1
  • Deja tu comentario

    Más listas de
    PortadaZenen +50 clásicos letreros del Chile cotidiano
    Portada 10 tradiciones populares que se volverán onderas próximamente
    DestacadoNavidad 40 notas periodísticas navideñas que verás en televisión
    Destacado 50 notas periodísticas que verás en las próximas elecciones presidenciales
    PortadaSub 7 picadas culinarias en China (Ruta del Bajón Vol. 3)
    Fonda Grandiosa 10 chilenos que no lo pasaron tan bien como tú este Dieciocho